sábado, 13 de diciembre de 2014

Y mañana, ¿me querrás?

Te echo de menos,
así de rápido y así de fácil.
De eso que dicen que cuando te pitan los oídos es alguien hablando de ti,
y a mí, por estúpida, me gusta pensar que puedas ser tú,
echándome de menos. 
Pero eso nunca pasa.
Siempre me quedo a mirar como pasa la vida y nada cambia,
como llueve y al día siguiente sale el sol, y el cielo está igual de azul.
Así se quedó mi vida desde que te fuiste, quieta y sin cambios.
Me empieza a aburrir, 
me estoy cansando de mí misma,
y duele joder,
siempre duele. 

1 comentario: