martes, 3 de marzo de 2015

yo lo estoy intentando, pero no sé si puedo.

Miénteme y dime que no te has despertado ni un sólo día con ganas de volver. Miénteme y dime que ya no me necesitas, que te has cansado y que siempre pudiste vivir sin mí. Diles a todos que nunca fui especial, que no fui la única y que me quedé en un capricho más de tantos. Dime a mí que ya no me soportas, que te cansaste de mi olor y que empezaste a odiar mis manías. Pero sobretodo, miéntete a ti mismo diciéndote que ya has pasado página, que soy reemplazable y que no caerás en la rutina de quererme; que yo solo te voy a pedir, que si algún día te da por volver, no me mientas diciendo que vas a quedarte cuando tú y yo sabemos que a la mínima me vas a echar.

1 comentario: